Cerrar
NutriciónSalud

Ojo con los triglicéridos: el sobrepeso y la salud a veces no van de la mano

Foto: enfemenino.com

Hola bellezas, el tema que les estoy proponiendo hoy es peliagudo, lo sé, pero queremos sincerarnos con ustedes. Acá no estamos en favor de la delgadez extrema, ustedes lo saben, nos importan mucho más esas cosas lindas internas que nos hacen bellas, que aquellas externas que a veces nos hacen muy semejantes a otras y que hacen menos una diferencia. Las dietas extremas no nos gustan, creemos que comer nos da placer y felicidad, pero, y aquí hay un punto muy relevante, tampoco estamos a favor de la obesidad o un sobrepeso serio, no porque sea feo, no, porque daña nuestra salud. Alimentarse bien es importante queridas seguidoras, no para estar flaca o delgada, sino para vivir una vida saludable y cuidar nuestro cuerpo, primero internamente y después externamente.

Les contaré un caso. Hace unos meses atrás, la hija de una amiga de mi mamá terminó en la clínica al borde de la muerte. Su páncreas había colapsado y su hígado también estaba muy mal. Tiene cerca de 24 años, jovensísima. ¿Muy gordita? No tanto, no en exceso, era una niña con sobrepeso, pero de ese sobrepeso que hoy la publicidad nos quiere mostrar como un estándar completamente normal, sano y bello. Bello sí, lo es, todas tenemos algo bello que resaltar (eso no lo debemos olvidar), pero sano, no lo es. No nos engañemos.

Volvamos a la historia. ¿Cómo llegaron los doctores a dilucidar este problema? (Ojo que no soy médico, solo cuento la historia que me impactó, así que los que son doctores por favor pueden corregirme todos mis errores). Porque los exámenes mostraron que esta niñita tenía los triglicéridos por las nubes. Claro, escuchamos hablar muchísimo de los riesgos de tener el colesterol alto, pero  a veces no tanto de estos triglicéridos.

¿Qué son los triglicéridos?

Los triglicéridos son un tipo de grasa que se encuentra de forma natural en la sangre, debido a que el hígado los produce. Al alcanzar niveles mayores a lo normal, éstos  pueden ocasionar problemas en el corazón y pancreatitis.

Una dieta alta en carnes con grasas, leche entera, mantequilla, papas fritas, dulces y pasteles, es una dieta alta en triglicéridos. Estos compuestos que contienen ácidos grasos encargados de aportar energía, fundamental para el crecimiento y desarrollo celular. Además, colaboran en la inmunidad y coagulación sanguínea. Pero claro, los necesitamos en una justa medida.

Su consumo excesivo aumenta el riesgo de varias enfermedades, entre ellas las cardiovasculares, ya que ayudan a que el colesterol se deposite en las arterias, las que como consecuencia se estrechan y endurecen, condición que incrementa el riesgo de un infarto cardiaco o ataque cerebral.

Los triglicéridos se miden, en conjunto con el colesterol, a través de un examen de sangre llamado perfil lipídico. Se habla de niveles elevados cuando son superiores a 150 y de mayor riesgo, si están sobre los 200, dicen desde la Clínica Alemana.  También existen señales o signos que te pueden indicar de que tienes problemas con esta grasa:

Síntomas en mujeres

  1. Aumento de grasa abdominal
  2. Fibromialgia (cansancio y dolor muscular crónico)
  3. Ansiedad por comer dulces
  4. Caída de cabello

Síntomas en hombres

  1. Apneas del sueño
  2. Verrugas en la zona de axilas y cuello
  3. Colesterol alto
  4. Dolor de cabeza, problemas de insomnio e irritación
  5. Retención de líquidos

¿Cómo mantener los triglicéridos en un buen nivel?

Cuidando nuestra forma de vida, de alimentarnos y dejar el sedentarismo atrás.

Limitar el azúcar en la dieta

El azúcar no debe sobrepasar el 5-10% del total de calorías consumidas, en las mujeres alrededor de 100 y 150 en los hombres en total.

Atención con la fructosa

La fructosa presente en la fruta también es aditivo para otros alimentos procesados y lo ideal es consumir solo entre 50 y 100 gramos al día. Ojo con las bebidas, néctares de frutas, pastelería y golosinas.

Ojo a las grasas trans

Los productos procedentes de someter a los ácidos grasos a la hidrogenación. Reducir al máximos la mantequilla, la pastelería industrial, los fritos. Solo deben ser el 1% de nuestras calorías diarias e incluso es recomendable evitarlo a toda costa ya que no suelen aportar beneficio alguno, en ninguna medida, ni a nuestro organismo y tampoco al físico.

Cuidado con las grasas  saturadas

Las grasas saturadas que encontramos en los productos como el tocino, la mantequilla o las carnes rojas, solo deben representar un 7% de las calorías diarias. Si tu dieta es de 1400 calorías el porcentaje del 7% sería 98 calorías procedentes e grasas saturadas.

Controla las bebidas alcohólicas

Las bebidas alcohólicas se deben limitar, si el rango de triglicéridos está por encima de 500 mg/dl se debe suprimir el consumo de alcohol.

La importancia de hacer ejercicio físico

Practicar ejercicio físico a diario o de forma regular (3 veces en semana). Un ejercicio adaptado a la persona, como andar, jogging, bicicleta, natación, atletismo.

Alimentos recomendables

A partir de lo dicho podemos mejorar muchísimo nuestro nivel de triglicéridos sencillamente introduciendo otros alimentos en nuestra dieta. Recordemos además que para una alimentación equilibrada y saludable se deben incorporar al menos cinco raciones al día de frutas y verduras, ya que son una buena fuente de fibra y antioxidantes naturales.

Bárbara Pezoa
Soy periodista y Directora de Radio Paula. Me gusta la vida simple, la sencillez en todos los aspectos, por eso persigo productos, rutinas de belleza y hábitos que hagan de mi vida algo fácil y sana.

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X