Cerrar
Salud

Nuestras palabras crean realidades

Hola bellas!, En coaching siempre hablamos de que las palabras generan realidades y esto se debe a que gracias a ellas podemos describir las realidades que nos rodean, gracias al concenso y los acuerdos que se generan a través del lenguaje.

Las palabras tienen un gran poder al afectar el tipo de experiencia que estamos creando, puesto que cada vez que usamos palabras se activan determinadas emociones, dependiendo de las experiencias asociadas a esas palabras.

Con ellas interpretamos, valoramos y damos sentido a lo que nos rodea.

Así, la forma como hablamos dice mucho de nuestro mundo interior, ya que denota la forma como vemos el mundo, a través de nuestros valores, creencias, convicciones, etc., que se encuentran de manera inconsciente en lo más profundo, como un filtro con el cual observamos la realidad que nos rodea.

De esta forma podemos co-crear nuestra realidad a través de lo que decimos y pensamos, porque las palabras no son independientes de quien las dice o piensa.

Ejemplo de cómo las palabras crean realidades

Conocí una persona que siempre usaba la palabra “problema” y la tenía tan internalizada que ni siquiera era consciente de la cantidad de veces que la mencionaba.

Le sugerí reemplazarla por otra con una connotación diferente: eligió las palabras “situación” y “desafío”.

Cambia el enfoque desde una actitud negativa a una positiva. Luego notó que se sentía diferente, que había dejado de sentirse estrado para pasar a sentirse motivado, lo que además le permitió; entre otras cosas, mejorar su desempeño en el trabajo.

Higiene mental

Les comparto unos consejos básicos para recobrar el poder sobre las palabras:

  • Honra tu palabra, no des tu palabra si no vas a poder cumplir con ese compromiso, porque tu palabra perderá fuerza (valor).
  • No hay nada que nos quite más energía como el “pelambre”. Ese tipo de comentarios no nos aporta en nada y habla más de quién los emite que de la persona afectada.
  • Toma consciencia de los pensamientos que tienes, ¿son destructivos o potenciadores?, “no puedo”, “no soy capaz”, “soy fea”, “¿y si no me resulta?”, “voy a intentar”, “debería”. Elimina este tipo de frases de tu boca y de tu mente y reemplázalas por “yo puedo”, “soy capaz”, “tengo el conocimiento y las competencias necesarias para realizar….” “voy a hacerlo”, “me comprometo a”, etc.
  • Cuida lo que hablas tanto de ti como del otro, si no aporta valor, es mejor callar.

 

Con amor

Carolina Wachtendorff

Aura K-line, Sanación Reconectiva & Coaching Holístico

www.sanacionycoaching.com – hola@sanacionycoaching.com

Leave a Response

X
X