Cerrar
BellezaCara

¿Mala cara? El agua fría es tu salvación

Estamos muy acostumbrados a tomar el agua fría y a bañarnos con agua caliente, ¿no? Si fuera por salud y por estética deberíamos empezar a hacer justo lo contrario.

El agua puede tener innumerables beneficios que, entre otras cosas, dependen también de su temperatura. Y el agua fría es perfecto para nuestro rostro. 

 

Para la piel siempre es más aconsejable el frío que el calor, como demuestran los cutis de las mujeres nórdicas frente a las pieles de países cálidos.

El agua fría es beneficiosa en varios aspectos: es muy estimulante, nos despierta, activa la circulación, aumenta el metabolismo –en el proceso de regulación de la temperatura, el cuerpo quema calorías- y tonifica piel y músculos.

El agua caliente, por el contrario, deshidrata más y elimina la grasa natural de la piel, que actúa de barrera protectora, lo que favorece la aparición de problemas dérmicos como eccemas o irritaciones.

¿Hay que empezar el día con una ducha de agua fría?

Claro, los expertos dicen que si somos así de valientes sería el ideal, pero como esto suele resultar muy traumático, especialmente en invierno. Pero está llegando el verano, quizás por ahí hay alguna que se atreva a dar ese salto.

¿Qué podemos hacer entonces?

La técnica más recomendable es empezar con agua caliente e ir enfriando poco a poco, hasta llegar a la temperatura más baja soportable.

Luego, y desde los pies, ir subiendo con la ducha hasta la cabeza, para provocar una vasoconstricción refleja.

Antes de finalizar se puede volver a subir un poco los grados, para acabar con una temperatura templada. Los beneficios de este sistema son la mejora de la circulación y una acción antiinflamatoria.

Agua fría mejor amiga del cutis – calor, el peor enemigo

La mayoría de los expertos coinciden en que la cara hay que lavarla siempre con agua fría e, incluso, muchas mujeres guardan algunos de sus cosméticos, como el tónico o el agua micelar en el refrigerador.

El agua fría ayuda a bajar la hinchazón en el área de los ojos, producida por no haber descanso lo suficiente, atenúa las rojeces; activa la circulación, con lo que se tendrá un mejor color, y es aconsejable en casos de acné o cuando sale un grano, ya que elimina la inflamación y reduce el periodo de cura.

¿Qué cremas puedo tengo que guardar en el refrigerador?

Las cremas de renovación, que ayudan a mejorar la piel: exfoliantes, las de efecto peeling y las que contienen ácido glicólico o retinol.

El frío limita, en cierta manera, la penetrabilidad de la crema y evita su acción irritante.

Algunas actrices de Hollywood, conscientes de que los bajos grados tonifican y reafirman la piel, presumen de dormir con la ventana abierta todo el año para mantener su cara resplandeciente; ya que el periodo de sueño es uno de los momentos básicos para resetear la piel y hacer que se recupere del estrés diario.

Charlize Theron o Liz Hurley practican esta costumbre.

En cuanto al agua caliente, aplicada al rostro, puede ser usada en momentos puntuales. “Los vahos ayudan a dilatar los poros y eliminar así las impurezas o puntos negros, pero no hay que abusar de ellos.

 

Bárbara Pezoa
Soy periodista y Directora de Radio Paula. Me gusta la vida simple, la sencillez en todos los aspectos, por eso persigo productos, rutinas de belleza y hábitos que hagan de mi vida algo fácil y sana.

Leave a Response

X
X