Cerrar
Belleza

10 antiguos secretos de belleza que siguen vigentes

Hay trucos de belleza que, a pesar de ser muy antiguos, siguen más vigentes que nunca. Toma nota de estos secretos que te harán lucir espléndida.

1. Aceite de oliva

El aceite de oliva desde hace siglos que se conoce como el “aceite de oro”. Esto no es tanto por su color, sino por sus útiles propiedades. Es un gran hidratante y por eso se usa mucho en cremas y champús.

Los productos realizados en base a aceite de oliva son perfectos para suavizar la piel y fortalecer el pelo.

2. Baños

Disfrutar de un buen baño es algo muy relajante que te sentará repuesta y descansada. En tiempos pasados, los baños fueron el pasatiempo favorito de las damas de la nobleza. Y ten en cuenta que si alternas los baños frescos con los calientes lograrás activar tu circulación.

3. Aromaterapia

Los masajes con aceites aromáticos son otro modo de conseguir sentirte mejor y más linda. Además es una práctica perfecta para tu piel. No hay nada como regalonearte con un masaje con un aceite aromático para relajarte y de paso lograr una piel suave e hidratada.

4. Tela texturizada como exfoliante

En lugar de usar un exfoliante que puede ser más agresivo e irritar tu piel puedes optar por tela texturizada, como se solía hacer. Con una buena tela texturizada lograrás exfoliar la piel con la misma eficiencia de los cosméticos modernos.

5. Mascarilla de miel

La miel es el ingrediente perfecto para lograr una piel suave y combatir la celulitis. Así pues, nada tan efectivo como darte un masaje anticelulítico con miel. Solo tendrás que aplicarla en la zona más problemática y apretar tu palma de la mano contra la misma zona. Verás como tu piel se vuelve más suave y la celulitis comienza a verse menos. Lo que sí, debes ser constante.

6. Henna

Un tratamiento a base de henna te permitirá tener el cabello fuerte, sano y con el color que querías. No por nada las mujeres desde hace tiempo utilizan henna en distintas proporciones con el fin de obtener un pelo sedoso.

7. Mascarillas de huevo

Las mascarillas realizadas a base de huevo son perfectas para hidratar el cabello. Si optas por una mascarilla así tendrás un pelo brillante y fuerte.

8. Hojas de repollo

Las hojas de repollo han sido grandes aliadas de las mujeres lactantes desde hace siglos. Tienen propiedades antiinflamatorias por lo que calman el dolor. Así pues, si se aplican directamente sobre las pechugas pueden calmar las molestias que aparecen cuando das papa.

9. Jugo de limón

Decolorar el pelo de manera natural es posible. Para ello tendrás que recurrir al jugo de limón y buscar la ayuda del sol. En épocas pasadas las mujeres que querían tener el cabello rubio sin llegar a teñírselo solían aplicarse jugo de limón e iban a tomar sol. Así conseguían el tono que querían.

10. Con arcilla

Las mascarillas realizadas a base de arcilla siempre han sido populares por lo eficaces que resultan. Este tipo de mascarillas es perfecto si se desea tener una piel más seca. El barro o arcilla puede aplicarse en cualquier tipo de cutis. En el caso de las pieles secas debes usar arcilla blanca. La arcilla verde es la más recomendable sobre las pieles grasas, mientras que para las pieles sensibles la mejor opción es recurrir a la arcilla roja. Antes de aplicarte esta mascarilla o cualquier otra lo que tendrás que hacer es limpiar muy bien tu cara. Seca muy bien tu piel y aplica la mascarilla de arcilla.

Leave a Response

X