NutriciónSalud

¿Habías escuchado hablar del aceite de orégano? ¿Ayuda a bajar de peso?

Pareciera que el mundo está obsesionado por encontrar alimentos o superalimentos que nos ayuden a adelgazar o que tengas propiedades milagrosas. Y claro, algunos nos permiten desinflamar nuestro cuerpo por ejemplo, pero jamás nos dejará como Kendall Jenner. Y en torno al aceite de orégano existe ese mito, de que ayuda a adelgazar.

El aceite de orégano es un aceite esencial que se puede encontrar tanto líquido como en cápsulas, y si ustedes lo buscan en Google  les entregará la opción de aceite de orégano para adelgazar y hay muchísimas referencias al respecto.

Sin embargo, y pese a que exista cierto empeño por vincular este aceite con la pérdida de peso, la realidad es que no hay nada que confirme esta relación.

El mundo de la nutrición lo confirma. Los expertos dicen que  hay algunos estudios que sugieren que puede tener un efecto positivo en la reducción de colesterol LDL y en la acumulación de la grasa visceral, pero estos estudios están hechos en ratones y se necesitan más datos para poder saber si el efecto será el mismo en humanos.

Pero si bien no nos ayuda a perder peso, tiene dos propiedades que nos interesan:

Descartada, al menos de momento, una supuesta relación entre el aceite de orégano y la pérdida de peso, toca hablar de sus otras excelentes propiedades. Porque las tiene y son interesantes.

Una es que el orégano es una planta medicinal. Y como tal tiene varios efectos. Uno de sus principios activos es el carvacrol que ha demostrado varias propiedades, siendo la más clara su efecto antimicrobiano.

Otra virtud tiene que ver con su capacidad antioxidante debido a la presencia del timo y del carvatrol. Estas dos sustancias pertenecen al grupo de los compuestos polifenólicos, conocidos por sus efectos antioxidantes. Eso sí, un efecto antioxidante no es garantía de ayuda para combatir la obsesidad.

Los dos fenoles más abundantes en el aceite de orégano son:

Timol — un fungicida natural con propiedades antisépticas. Ayuda a reforzar el sistema inmunológico, trabaja como escudo en contra de las toxinas e incluso ayuda a prevenir el daño en los tejidos y fomenta la curación.

Carvacrol — ha demostrado ser eficaz contra varias infecciones bacterianas, tales como candida albicans, staphylococcus, E. coli, campylobacter, salmonella, klebsiella, hongo aspergillus, giardia, pseudomonas y listeria.

Otros compuestos saludables en el aceite de orégano incluyen:

Terpenos — conocidos por sus potentes propiedades antibacterianas.

Ácido rosamarínico — un antioxidante que previene el daño causado por los radicales libres y ha demostrado ser prometedor en el tratamiento de asma alérgico y prevenir el cáncer y la aterosclerosis.

También funciona como antihistamínico natural para reducir la acumulación de líquidos e hinchazón causada por los ataques de alergia.

¿Cómo se puede tomar el aceite de orégano? ¿Se puede hacer en casa?

El aceite de orégano es un aceite esencial que se puede encontrar en forma líquida o en cápsulas, pero, hay que tener en cuenta que en general todas las presentaciones comerciales de este aceite están mezcladas con aceite de oliva.

Siempre está la opción de incorporar el orégano como especie, no solo en la pizza sino en los platos, las carnes, las ensaladas… así uno también puede acceder a sus beneficios.

Pero lo ideal, es hacer tu propio aceite de orégano casero con aceite de oliva y orégano. “Es una buena práctica que podemos incorporar a nuestro día a día.

Cómo hacer aceite de orégano

Necesitas un frasco de cristal que esté bien limpio, hojas de orégano y alguno de estos aceites: oliva, semillas de uva o de almendras. Machaca las hojas de orégano en un mortero y ponlas en el frasco de cristal.

Cúbrelas con aceite hasta 2 cm por encima. Guarda el frasco en lugar fresco y seco durante 3 semanas.

Después de ese tiempo cuela y ya puedes utilizarlo.

Vía: Vogue

Bárbara Pezoa
Soy periodista y Directora de Radio Paula. Me gusta la vida simple, la sencillez en todos los aspectos, por eso persigo productos, rutinas de belleza y hábitos que hagan de mi vida algo fácil y sana.

Leave a Response