ConsejosMujerNutrición

Meal planning: planificando tus comidas

¿Cuál es la gracia de planificar las comidas? Se preguntarán. Pues bien, tiene varios beneficios:

  • Menor gasto en comida. Al planificar qué comeremos no compramos cosas de más, reduciendo la cuenta del supermercado/ la feria.
  • Menor desperdicio. Aportamos con una menor huella de carbono al desperdiciar menos alimentos, no se pierden tampoco los recursos destinados a esa comida (agua, mano de obra, etc).
  • Menor gasto de tiempo, más tiempo en familia. Menos tiempo pensando qué haré hoy, una sola ida a comprar lo del mes, menos tiempo en línea para pagar, todo contribuye a que te pases menos tiempo haciendo tareas aburridas, lo cual significa más tiempo para lo que sí quieras hacer.
  • Comer más sano. No solo podemos hacer una planificación sana, sino que tener comida hecha en casa nos evita andar comprando comida chatarra para salir del paso. Esto trae beneficios a la salud, de paso.
  • Menos estrés. No sé ustedes pero estar todos los días en la cantinela de “¿y qué hago hoy?”, me agotaba terriblemente.
  • Agrega variedad. No termines comiendo todos los días fajitas de atún, arroz con lo que pilles, o salvando con pan con mantequilla.

Seguramente ahora se preguntan: bueno ya, pero: ¿Cómo lo hago? Nadie quiere ponerle un exceso de tiempo a esto, ¿verdad? Les voy a contar cómo lo hago yo, pero creo firmemente que cada uno debe ver el sistema que mejor le funciona.

  1. Hacia fin de mes hago un “inventario” de lo que me queda de comida y no hemos consumido.
  2. En una tabla (impresa o en Excel) voy anotando qué haré de comida cada día, usando esas cosas que ya tengo. Mi tabla va de lunes a domingo y tiene 4 o 5 semanas, según el mes. Para hacerlo más fácil, predestino los días, por ejemplo: lunes de pollo, martes de carne, miércoles de legumbres, etc. Pueden hacerlo también con tipos de comida (lunes italianos, martes chilenos, etc) o como más les acomode. La idea es que se nos vayan ocurriendo ideas rápidamente. Pueden descargar printables gratuitos en Pinterest, escogiendo el que más les acomode para ir llenando.

  1. Vamos llenando la tabla. Al lado voy anotando qué cosas me faltan por comprar.
  2. No olviden anotar qué necesitarán para el desayuno, snacks y otros, para que no los olviden a la hora de las compras.
  3. Pueden hacerlo por semana, cada 15 días o como mejor les resulte. Yo planifico mes a mes. Una vez que mi mes está listo, pongo mi lista en el refri y compro (por internet) las cosas que me faltan a la carnicería y el supermercado. Además, en mi lista en el refri queda anotado qué debo comprar cada semana de verduras/ frutas, porque vamos todos los domingos a la feria.

De buenas a primeras puede parecerles mucho esfuerzo, pero en todo el proceso (incluyendo desde el inventario hasta dejar listas las compras del super y la carnicería) gasto unos 40 minutos al mes. Sumándole mis 4 idas a la feria al mes no llego a la hora y media (vivo muy cerca de la feria).

¿Cuánto tiempo dedican ustedes, por semana, a pensar qué van a hacer de comida? ¿Cuánto tiempo pasan en la fila para pagar en el super? ¿Cuántas veces deciden, mejor, salir del paso con comida preparada o un delivery? Mis 40 minutos de planificación mensual ya no se ven tan terribles, ¿verdad? Como en todas las cosas, es buscar una forma que nos acomode, y generar una nueva costumbre, una que sea mejor para nosotros, no para el de al lado.

¿Ustedes tienen sus tips también? ¡ Cuéntennos en los comentarios!

 

 

2 comentarios

  1. Voy a empezar a poner esto en práctica!!
    Si hay una cosa que me estresa en la vida es pensar qué hacer de comer.
    Mi madre es cero aporte en este asunto. Le pregunto, Qué quieres comer hoy? y empieza con el, “Ahh no se. Me da lo mismo. Ve tu”
    🙁

  2. Yo trato de tener comida de emergencia para cuando no tengo tiempo, como cuscus, ravioles, gnocci, lentejas cocidas y verduras, atún, carne de soya y pollo cocido…como todo dura en el refrigerador varios días para el dia que no tenga tiempo, sólo mezclo y no demoro más de 15 minutos en cocer, picar y mezclar

Leave a Response