1) No utilizas crema cuando sientes tu piel grasa

Si eres de las que piensa que la piel grasa no necesita crema humectante luego de limpiarla, estás cometiendo un error garrafal!!! Si sueles utilizar tónicos o jabones limpiadores fuertes debido a la grasa de tu cutis, luego de aplicarlos, debes utilizar cremas hidratantes para que tu piel no segregue más cebo para humectar tu piel. La crema lo hará por ti y notarás la piel mucho mejor. Ojo, en estos casos la crema DEBE ser hidratante no humectante.

2) La aplicas sobre la piel totalmente seca

Claro, uno sale de la ducha (además el agua caliente deshidrata nuestro cutis), se seca el cuerpo, algunas probablemente se visten y después se aplican su crema. ¡NO! Lo mejor es aplicar la crea con la cara un tanto mojada, para que se bloquee la humedad (con la crema) antes de que se evapore por completo, y así tu piel podrá absorberla mejor. ¿Sabían eso?

3) No la aplicas con cuidado

Es importante que apliques tu crema hidratante con suavidad y con movimientos circulares para evitar que la piel se irrite. Además, lo ideal es aplicar un pequeño masaje antiedad, con movimientos que se dirijan hacia los puntos linfáticos del rostro.

Tú, ¿cometes estos errores? Ahora ya sabes lo que tienes que hacer para cuidar mejor tu piel del rostro.

Fuente: Mundo TKM