BebéPSBTendencia

¡En España ya es realidad! Los padres pueden escoger el orden de los apellidos

En la mayoría de los países, por no decir todos, el apellido materno es el que se pierde en el tiempo. Ahora, en el país del viejo continente, podrás elegir cuál va primero en el nombre del recién nacido

Family Group Outdoors In Autumn Landscape With Parents

Hola Bellas ¿Cómo están? En esta entrada, lo que busco es alegrarlas un poco. Si bien, en Europa se encuentran los países más desarrollados del mundo, al comenzar ellos a hacer cambios, nosotros los países con menos desarrollo, comenzamos a imitarlos. Esperando que sea así, una medida que hace muy poco lanzó España busca que los padres eligen el orden de los apellidos de los niños.

A partir del 30 de junio de este año, será obligatorio decirle al encargado del Registro Civil, en un plazo no mayor a tres días después del nacimiento del bebé, el orden en el que irán los apellidos, ya que el apellido paterno dejará de ser necesariamente el primero, como lo deseen los padres al momento del registro.

Es muy importante que los padres se pongan de acuerdo para llevar a cabo este tr´ámite, porque si no logran hacerlo, será el encargado del Registro Civil quien tome la decisión de qué apellido se ocupará primero, sin preferencia a que el del padre vaya primero.

Esta ley se promulgó en 1999, durante el gobierno de José Luis Zapatero. En realidad desde ese año es posible que la pareja pueda decidir el orden de los apellidos, siempre y cuando estén los dos de acuerdo, y era un trámite bastante largo y tedioso, ya que se tenía que enviar una solicitud al Juez encargado dl Registro Civil, si no había consenso, la ley establecía que el del padre iría primero. Sin embargo, esta medida que al llegar a la ventanilla de registro se informe cuál apellido irá primero, definirá el futuro de todos los siguientes hijos, porque se determinará el orden definitivo.

Lo que el país del viejo continente busca, es que se igualen los derechos entre madres y padres. Ya que esta ley ofrece la posibilidad de cambiar los nombres y apellidos, de manera que puede establecerse el uso de los apellidos de ambos padres como el primero compuesto, con el fin de evitar la desaparición de un apellido español, o para que n sea tan común.

Con la entrada en rigor de esta ley, desaparece la opción por defecto y se obliga a que los padres constanten expresamente en el Registro Civil el orden de los apellidos.

Leave a Response