MujerPSBTendencia

Mini Detox: adiós celular

Hoy, por las cosas de la vida, me toco andar sin celular, y la verdad es que ha sido lo más maravilloso que me ha pasado en toda la semana

Hola Bellas! Cómo están? Les quiero contar algo horrible y a la vez maravilloso que me pasó hoy. Como yo vivo en Valparaíso y trabajo en Santiago, mi día comienza muy temprano, a eso de las 6 de la mañana, y para llegar a la hora tomo el bus que sale a las 6.45 y me deja en Providencia, más cerca de la oficina. Pero hoy, abrí mi primer ojo a las 7. ¡Sí, una hora después! ¿Se imaginan lo mucho que corrí para poder estar a la hora donde correspondía?

Después de despertarme, me demoré 8 minutos en salir de mi casa, me bañé y me vestí, nada más. Si no fuera porque en las noches dejo toda la ropa lista, no sé qué habría hecho. No tomé desayuno (lo más sagrado para mí en la mañana), no me lavé los dientes, ni me peiné. Agarré mi cartera y salí.

Con todo el apuro le pedí a mi papá que me fuera a dejar al bus para poder irme a Santiago y al momento de cerrar la puerta del auto me di cuenta que no llevaba mi celular. Pero la verdad es que no quise decirlo, porque con el apuro que llevabamos y lo mal que se estacionan mis vecinos, tenía miedo de chocar.

Así es que decidí dejarlo pasar y salir con lo puesto. Me fui a la vida, si saber lo que me esperaba. De camino en el bus, al trabajo, enviar mail y recibir whatsapp, al principio me angustió un poco, pero me propuse superarlo.

Ya son más de las cuatro de la tarde, y a las dos estaba muy tranquila. Para leer los mails y whatsapp del trabajo, me salvo a full el computador, pero ha sido lo mejor que me ha pasado en la semana. Porque he estado full desconectada, me tomo mi tiempo para todo, para mirar a mi alrededor y poder compartir con mis compañeros, sin estar pegada a Instagram todo el rato.

Cuando salí a almorzar, lo hice tan relajada, porque no llegaban ni whatsapp ni mails, entonces aproveché mi hora. Y cuando salga estoy segura que en cuanto apague el computador, voy a estar totalmente desconectada de la pega.

Y aunque mi familia está desesperada porque no sabe nada de mi desde que salí en la mañana al trabajo, yo no puedo estar más tranquila y relajada con “el día libre” que me tomé.

Me encantó andar todo un día sin celular, lo tomé como un mini detox, el cual estoy muy agradecida de haber tomado esta decisión en la mañana. Porque estoy pensando seriamente en hacerlo más seguido. Aunque estoy muy segura que en la noche, cuando llegue a mi casa, iré corriendo a revisar las redes sociales como Instagram y Snapchat.

Y tú, ¿te atreverías a realizar un mini detox?

Leave a Response

X