BellezaMaquillajePSBSalud

Cosas que no deberías compartir ni con tu sombra

Hay cosas que tenemos muy claro que no debemos prestar, sin embargo, te contamos algunas otras que probablemente no conocías y te contamos el por qué

Hola bellas! Vengo a contarles otras de mis historias del colegio. Mi mamá, cuando yo estaba como en octavo básico, empezó a retarme siempre que mis amigas me prestaban una prenda de ropa o yo se las prestará, porque decía que no le gustaba, la verdad es que nunca me dio una razón de peso, pero como debía, le hacía caso.
Después conocí a mi mejor amiga, hasta ahora, en que nos prestábamos hasta los calzones y ella nunca tuvo un problema con eso.
Cuando me acuerdo de eso, siempre me cuestiono, qué es lo que está social, higiénica y moralmente bien compartía, ósea todos sabemos que no vamos a ir a prestaron el cepillo de diente por la vida (iug!), las rasuradoras o el desodorante, por lo menos el que no sea en spray.
Y quise prepararles una lista de algunos artículos que es más que probable que todas hayamos compartido, porque (según yo) son súper común.
Las esponjas de baño, no entiendo muy bien por qué, si usualmente en el baño hay sólo una y todos la comparten, pero la explicación es que estas nunca se secan, por lo que crecen fácilmente hongos y bacterias, pudiendo transmitir acné u hongos en las uñas.
Las toallas, si bien mi toalla de cuerpo no la compartiría con nadie, porque me da asquito, no es conveniente que compartas ninguna, porque son un nido de gérmenes y también pueden transmitir hongos en la piel.
El cortaúñas, al igual que las esponjas, se tiene uno o dos en las casas, y es un bien que se comparte, pero no debe hacerse, porque se maneja en lugares donde las bacterias están escondidas y pueden cambiarse de organismo en organismo.
El jabón, esta es una de las cosas que sí entiendo, porque no hay cosa que me de más asco que el jabón en barra, si siempre quedan pelos en el, que es lo que se ve, imagina la cantidad de bacterias que debe tener. Y esto es porque cuando alguien termina de usarlo, y “se seca” se cubre de microorganismos de la piel del que lo utilizó. Si tienes que compartir, mejor prefiere el que es en formato líquido.
Brochas, maquillaje y delineadores, personalmente en el colegio, y a veces hasta hoy, prestó todas esas cosas, pero no debería hacerlo, porque son productos que están en constante contacto directo con nuestra piel y nuestro rostro. Y acumulan gérmenes y bacterias que pueden causar acné, infecciones y hongos.
Y finalmente, dejamos un controversial, el lápiz labial, hay personas que no tienen nada con prestarlo, pero hay otras que, cuando se los pides, se sienten ofendidas como si le hubieses pedido al marido en vez del lápiz labial. Pero ellas tienen razón, porque las bacterias quedan ahí y se comparten y pasan directo al torrente sanguíneo.
Cuéntanos cuál es para ti un producto que no compartirías ni por nada del mundo.

1 comentario

  1. Útil el artículo. Pero muy en buena, sin mala intención ni pesadez oculta, está con tantos errores ortográficos que cuesta y molesta leerlo. Ojo con eso por favor!

Leave a Response