Cerrar
NovedadesPSBSalud

Adiós tacones, hola zapatos bajos

Todas amamos los zapatos de tacón, pero créeme, te traerá más beneficios sacártelos, que llevarlos puestos

Hola bellas! ¿Quién no se siente realmente espléndida y estilizada con zapatos de tacón? Y es que la verdad, además de hacernos sentir maravillosamente, también hace que nos veamos obviamente más altas, más delgadas, y con piernas y glúteos firmes, casi como una modelo.
Sin embargo, hoy en PSB, decidimos usar zapatillas y cualquier zapato bajo que se nos cruzara para revelarnos en contra de los amados y odiados tacos. Pero ¿por qué tomamos esta decisión? Porque después de el fin de semana, andar solo unas horas arriba de unos zapatos, nos resultó muy doloroso y/o molesto.
Para que ustedes nos crean decidimos recopilar 10 beneficios que le ocurren a tu cuerpo después de dejar de usar tacones.
Olvídate de las callosidades: si bien estas pueden provocarse por muchos factores, el uso de zapatos altos es uno de ellos, esto porque el pie está sometido a una constante fricción,por lo que la piel comienza poco a poco a endurecerse. Si bien, dejar de usar tacones no los hará desaparecer por arte de magia, lo que sí hará será hacer su tratamiento mucho más fácil y efectivo.
No más dolor de espalda: si bien tu trasero y tu pecho lucen más grandes, usar tacones puede ser uno de los grandes peligros para tu espalda. Esto, porque al levantarte, con la inclinación que tienen tus zapatos, tu pelvis se ve obligada a inclinarse para que tu cuerpo no se vaya directo al suelo.
Dile adiós a las deformidades: el 75% de las mujeres que utilizan tacos todos los días desarrollan artritis en el dedo gorro, callos, verrugas y juanetes.
Tus piernas serán más largas: aunque esto pueda parecer paradójico, la verdad es que cuando te bajas de tu calzado tus piernas se alargan, esto porque se te acortarán los músculos de la pantorrilla.
No hay más pies hinchados: el uso constante de tacos provocará que tengas que tomar más agua, y ejercitarte para deshincharlos.
No verás a las molestosas varices: si en general se nos complica caminar más de unos minutos con tacos, ahora imagínense con esos taco aguja, con los que estás más cerca del cielo que del suelo. Bueno, lo mismo pasa con nuestra circulación, porque su uso prolongado y constante dificulta la circulación sanguínea de vuelta al corazón. Así la sangre no puede circular con normalidad provocando arañitas en tus piernas.
La rodilla de corredor desaparece: este padecimiento son las enfermedades que afectan a la rótula. Cuando se usan zapatos altos, el cemtro del cuero se ve obligado a moverse para mantener el equilibrio del cuerpo, siendo la parte del cuerpo más perjudicada, la rodilla.
Mejora tu equilibrio: según estudios, las mujeres que pasan más tiempo con zapatos planos desarrollan mejor equilibrio (aunque no me conocen a mi), esto porque los músculos trabajan de manera natural.
No más talón de Aquiles: los tacos además de resecarte y agrietarte las pantorrillas, también acorta los tendones y ejerce un exceso de presión en los talones. La parte buena, es que basta con sacarte los tacones por un tiempo para que tus pies se reparen.
Piernas menos cansadas: al usar este calzado inclinado, obligas a tu tobillos a doblarse hacia adelante, lo que cansa mucho más rápido a tus piernas.
Es cierto que todas nos vemos espectaculares sobre un par de tacones, pero ¿realmente vale la pena? Si estamos sufriendo más que un simple dolor de pies. Con cualquier zapato te verás espléndida. Y ¡larga vida a los zapatitos bajos <3

Leave a Response

X
X