Cerrar
PeloPSB

Quiero mi pelo fuerte: mi plan para reducir su caída

Dejar de lavarse el pelo tan seguido es esencial para evitar la caída del pelo, dicen los expertos. Pero ¿cómo se logra eso? Acá una experiencia personal exitosa

Les he contado reiteradas veces que trabajo en una radio femenina, y en uno de los programas de Radio Paula, tuvimos hace un tiempo a un gran invitado, Pato Araya, un clásico del estilismo acá en Chile, que ha atendido a importantes nombres del mundo de la belleza en nuestro país como Cecilia Bolocco. Y si la Cecilia confió a él durante años su pelo y creyó en sus secretos de belleza, yo también. Cuando estábamos conversando con Pato Araya acá en la radio, en un minuto le dije que estaba aburrida de que se me cayera tanto el pelo, además tenía una guagua y ya había pasado la etapa de caída capilar y que ya era suficiente. Y entonces él me preguntó; “¿y cada cuánto  te lavas el pelo?” y yo… super segura de mi respuesta respondí, día por medio, obvio! Casi me mató.

Craso error pues… Ahí nos explicó que el pelo debería lavarse como máximo 3 veces a la semana. El ideal es dos nos dijo. Si sé, muchos de ustedes ya saltaron y pensaron pero qué asco, mi pelo es un poco grasiento, imposible que dure sin lavarse 3 días. Bueno, yo llevo en este proceso unos 5 meses y sí, se puede. Mi pelo al día dos ya estaba grasiento y sucio, pero lo logré. ¿Cómo? Aplicando la técnica del moño, tomate, cola, etc… y tuve que desempolvar la laca también y el shampoo en seco. Si te echas un poco de laca para mantener todos los pelos en su lugar, el pelo se ve menos sucio. Y así, he logrado que cada vez me dure más limpio. Si me lo lavo el lunes por ejemplo, vuelvo a lavármelo el jueves y siempre me lo lavo algún día del fin de semana eso sí. En términos generales me lo lavo una vez menos a la semana que antes, pero les cuento que esa reducción ha tenido buenos resultados. Acá algunos de los beneficios que he conseguido:

  • Tengo un pelo más sano: Así como el secador tampoco le hace tan bien al pelo, el lavado seguido, con el tiempo, va secando el pelo y debilitando su salud. Por lo tanto, como me lo lavo menos ahora hago un 2×1, lo seco menos y por consiguiente tengo un pelo que ha ido perdiendo menos su humedad y por lo tanto está menos seco.
  • Se me cae considerablemente menos el pelo.
  • Ahorro tiempo: este beneficio me encanta. Considerando que mis mañanas parten a las 6:15 am cuando me lavo el pelo, dormir 20 minutos más 3 días a la semana es increíble.
  • El teñido me dura más: si hablamos del color, que con cada lavado se va desgastando. Así que un lavado menos a la semana son al menos dos semanas más sin canas.
  • Más aceites naturales: Al lavarte el pelo, el agua y el champú eliminan los aceites naturales que pueden causar deshidratación. Por lo tanto, al lavar menos el pelo, se mantienen los aceites naturales.

Además, sumado a esto, ese mismo día que estábamos con Pato Araya, una de mis amigas radiales dijo que ella había probado muchos shampoos en su vida (ojo que trabaja en la tele) y lejos el que más le servía y dejaba más sedoso y luminoso su pelo era el Familand. Y Pato Araya dijo le dijo que, en general, algunos de los shampoo más baratos tienen  la cualidad de tener menos químicos y eso le hace muy bien al pelo. Así que le copié  a mi amiga y hace 3 meses estoy usando además el shampoo para pelo normal a grado de Familand que es sin sal y evita que el pelo se decolore más rápido.

Así que esa es mi combinación para un pelo sano: lavado como máximo 3 veces a la semana + shampoo Familand sin sal.

Los animo a todos, hombres y mujeres a hacer esta prueba. Recuerden, el objetivo final es no ser unos viejitos pelados cuando lleguemos a los 70.

Bárbara Pezoa
Soy periodista y Directora de Radio Paula. Me gusta la vida simple, la sencillez en todos los aspectos, por eso persigo productos, rutinas de belleza y hábitos que hagan de mi vida algo fácil y sana.

Leave a Response

X