PSBPsicología

Signos de que tu autoestima es baja y no te valoras

Hay ciertos actos que reflejan tu falta de seguridad y amor propio. Entre esos muchos actos les dejo 3 para que si se sienten reflejados, comience a trabajar en ellos.

Te sientes celoso del éxito de otras personas:
Si alguien llega con la novedad de que le está yendo muy bien, ya sea en el trabajo, relaciones amorosas, etc. De forma automática te sientes celos y te amargas, pensando en por qué no te sucedió a ti y si a esa otra persona y sientes que de algún modo, la vida es injusta. Lo más triste de todo, es que puede que esa persona que te está contando su novedad, sea una gran amiga, un familiar o quizás tu misma pareja; de manera que tu poco amor hacia ti misma y necesidad excesiva de protagonismo, te cierra y oscurece el corazón, impidiéndote celebrar junto al otro y compartir parte de su triunfo y alegría .
El consejo acá son valorar lo que se tiene y no llorar por lo que no se tiene; dejar de creerte el centro del universo o la protagonista de la película y ser consciente de que a veces te toca a ti a veces a los demás; trabaja la aceptación de una realidad donde en ocasiones estamos arriba de la ola y otras abajo; y convierte tu celos en un combustible que te anime a compartir en vez de que te movilice a sentirte victima; anímate a trabajar en tu interés y empatía hacia los demás  y no sigas alimentando tu narcisismo.
Estás feliz sólo cuando las cosas van bien:
Puede sonar lógico; pero hay personas que descubren precisamente qué es ser verdaderamente feliz cuando logran ver la luz al final del camino (aunque sigan en medio de este) ¿Por qué? porque es en los momentos de mayores dificultades es cuando se nos abre la posibilidad de tomar consciencia del apoyo con el que contamos a nuestro alrededor, ponemos a prueba nuestras capacidades, valoramos lo que tenemos y al superar la adversidad nos sentimos más confiados en nosotros mismos. ¿Cómo lo hacen estas personas? Simplemente no se quedan mirando el detalle del paisaje, sino que lo hacen de forma panorámica. Si eres de los que suele llorar sobre la leche derramada, es porque no confías en ti ni en tus capacidades.
No tener la capacidad de alejarse de situaciones o personas que no te hacen bien:
Esto es un clásico,de  la amiga mala onda que siempre te tira para abajo, del trabajo que haces por dinero pero que no te gusta, de la relación de pareja que te genera tanta angustia y malos ratos. Y nos quedamos ahí porque no nos atrevemos a escuchar los mensajes que  nos ofrece nuestro cuerpo ante este tipo de situaciones, porque no confiamos en nosotras mismas ni en nuestros criterios. Tenemos tantos miedos al futuro y dudas que no somos capaces de tomar distancia y decir acercarnos a esas situaciones o personas que nos hacen bien, que nos llenan de ese calorcito rico de buena onda. Sin embargo, la única forma de vencer los miedos y darnos la posibilidad de estar mejor es arriesgándose a probar algo distinto y soltar lo que no aporta.

Constanza del Rosario/ Psicologa y Coach/http://www.constanzadelrosario.cl

Constanza del Rosario
Psicologa dedicada al sexo y el amor. Autora del libro Si la Cama Hablara. Creadora de http://www.fitnessintimo.cl

Leave a Response

X