BebéPSBSalud

Masajes con cariño de mamá para los cólicos

Hola, bellas queridas! Espero que el frío invierno las encuentre acurrucadas y acompañadas de algo tibio.

Todas aquellas que tienen o han tenido una guagua en su casa, saben que una de las cosas más difíciles de solucionar y que más pueden hacernos perder el control son los cólicos, ese dolor de pancita que no deje a nuestros pequeños descansar ni comer tranquilos, y que a nosotras nos generan gran angustia por no poder ayudarlos.

Cada vez que nos vemos enfrentadas a este problema somos bombardeadas con información y consejos de todo tipo, desde agua hervida con alguna hoja de hierba en adelante. Hoy, les quiero hablar de algo que leí hace unas semanas: Reflexología podal para bebés.

¿Qué es la reflexología? Es una forma de terapia segura y eficaz, basada en la presencia de puntos reflejos en manos y pies, los cuales representan o corresponden a órganos específicos, músculos, huesos y sistemas del cuerpo. Al aplicar una suave presión en los pies de nuestros hijos se pueden descongestionar las partes afectadas, haciendo que se restaure el flujo de energía todo el cuerpo.

Este suave masaje, genera un resultado casi al instante, ayudando a aliviar los dolores abdominales (cólicos) y el estreñimiento, que muchos sufren.

¿Cómo los podemos realizar?

  • La presión aplicada debe ser suave, similar a cuando se realizan masajes al bebé. Si existe rechazo o el bebé evita el masaje, puede ser que la presión aplicada no sea la correcta, por lo cual se debe modificar o realizar más tarde.
  • En caso que nuestro hijo esté enfermo, los puntos serán más sensibles.
  • Este proceso no debiera duras más de 10 minutos, dependiendo de la tolerancia del bebé.

¿Cuándo los realizamos?

  • Formando parte de la rutina diaria, habitual de masaje
  • Mientras duerme
  • Cuando se alimenta
  • Durante los tiempos en su silla de descanso o en el coche
  • En los más grandes, puede realizarse durante el baño o en sus momentos de juego, aprovechando sus momentos de descanso y relajación

bebeç

El objetivo final de este masaje es romper el patrón de stress que, eventualmente, genera los cólicos o los malestares generales que sufre nuestro pequeño.

Como dice el título de esta nota, nada hay como un buen masaje hecho con cariño de mamá (o de papá o abuelos o tíos), para poder dar alivio a todos esos malestares que no sólo le duelen a nuestro hijo.

Espero que este pequeño dato sea de ayuda para poder aliviar esos molestos cólicos que tanto hacen sufrir a nuestros niños.

Les dejo un gran abrazo!

Aurora

 

Leave a Response

X