Todo lo que necesitamos saber sobre nuestros orgasmos
Por Constanza del Rosario
6
Mayo
2016
Sexualidad

En palabra de de B. Komisaruk, B. Whipple, S.Nasserzadech & C. Beyer-Flores (lo grandes teóricos e investigadores del orgasmo) podríamos decir que “un orgasmo es un incremento de sensaciones corporales placenteras y de excitación hasta un máximo de intensidad y la posterior liberación de tensión, que provoca una sensación de satisfacción y de relajación”

¿Qué debería saber toda mujer sobre los orgasmos? Aquí les dejo varios de estos datos y hechos ocultos, tras el gran O:

  1. Los orgasmos vividos por una misma persona pueden ser muy distintos en razón a la zona o las zonas del genital que ha sido estimuladas (clítoris, zona perineal, vagina, cérvix, útero) ya que cada una de estas zonas estimula distintos nervios (pudendo, pélvico, hipogástrico, vago) Y también, en razón a las cogniciones y afectos dominantes del momento (enamoramiento, relajación, preocupaciones, rabia, fantasías, etc)
  1. Los orgasmos se pueden producir a través de la estimulación de distintas partes del cuerpo femenino: clítoris, vagina, punto G, cérvix, los pezones, el ano, los labios. Sin embrago, es el clítoris el principal órgano asociado al orgasmo femenino ya que tiene una gran cantidad de terminaciones nerviosas, aproximadamente 8.000. Por lo cual, la forma más fácil de alcanzarlo es a través de la manipulación de éste (y para algunas mujeres es la única forma de alcanzarlo).
  1. Los ejercicios de Kegel fortalecen nuestra capacidad para alcanzar orgasmos; mientras más fortalecido esté nuestro piso pélvico, mejores respuestas orgásmicas tendremos.
  1. Tras el orgasmo pezones y clítoris pueden ponerse más sensibles, lo que en algunas puede facilitar que alcancen un multiorgasmo (de ser estimulados) pero a otras puede producirle dolor o molestia, por lo que rechazarán la estimulación de estas zonas. Importante es señalar que durante el orgasmo, el umbral de dolor de las mujeres puede incrementarse hasta un 107%; lo que decae tras éste.
  1. La postura corporal durante el acto sexual, afecta el orgasmo femenino, siendo particularmente propicio para estimular el punto G: 1)la mujer encima, de modo que pueda dirigir el posicionamiento del pene en el interior de la vagina; 2)penetración desde atrás, en el cual la cabeza del pene puede conectar más directamente con la zona del punto G; 3) el hombre encima, de rodillas, de modo que el pene contacte con la pared anterior de la vagina.
  1. Algunas mujeres pueden alcanzar orgasmos durante el parto, mientras pujan al dar a luz. Según quienes han estudiado estos casos, estas mujeres decidieron incorporar de forma consiente su sexualidad durante el proceso del parto, libre de todo tabú y tapujo. Estas mujeres se dejaron acariciaría eróticamente por su pareja, besaron apasionadamente, gimieron con libertad e inclusive para paliar el dolor, se masturbaron durante el alumbramiento.

 

www.constanzadelrosario.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *