Cerrar
PSBPsicología

Enfermedades y el poder de las emociones y los pensamientos

¿Alguna vez han escuchado la frase “el cuerpo grita lo que la boca calla”?

Sabemos que la prevención es la mejor medicina, sin embargo, muchas veces estamos tan ocupadas que no prestamos atención a las “señales” que el cuerpo nos envía. Nos quedamos en el tener que cumplir todos nuestros roles y nos olvidamos de quienes somos.

Una aspirina para el dolor de cabeza, una pastilla para dormir, yogurt para ir al baño, etc…, y así comenzamos, “total ya se va a pasar”. Y creemos que es normal estar estresadas, no ir al baño por días, ansiosas, con jaquecas, etc.

Cuándo nos damos cuenta de que la automedicación no nos resulta…,  recién pensamos en ir al médico.

Hace unos años tuve una gastroenteritis ya que estaba colapsada con mis exámenes finales, hacer mi tesis y cumplir con mi trabajo. El médico me recetó lo que se indica en estos casos para la gastroenteritis, pero después, al volver a mi rutina diaria, volví a tener gastroenteritis lo que terminó en úlcera. Ahora, con otra comprensión de las cosas y si hubiese prestado atención a las señales de mi cuerpo, entiendo que lo pude haber evitado.

Muchas veces nuestras enfermedades son el resultado de nuestra forma de pensar y de sentir (nuestras emociones), y principalmente sobre nuestra actitud frente a las circunstancias y acontecimientos de nuestras vidas rutinarias (en estado de “PILOTO AUTOMATICO”), y cómo reaccionamos frente a estos hechos. No sólo está el riesgo de enfermarnos sino que además afectamos directamente a todo nuestro entorno familiar, con todo lo que eso significa.

¿A cuántas les ha pasado que cuando tienen ansiedad, o están con rabia, se les aprieta el estómago?, este simple ejemplo muestra como una emoción afecta directamente nuestro ser físico. Un dolor de la parte superior de la espalda podría indicar que nos estamos haciendo cargo de cosas que quizá no nos corresponden.

Los chilenos somos campeones mundiales en reprimir las emociones!, pero en algún momento vamos a explotar o colapsar. Retener el enojo, por ejemplo, puede llevarnos a padecer enfermedades tan violentas como el cáncer.

¿Has pensado en cuáles son tus detonantes emocionales y a raíz de qué vienen?, ¿cuáles eran tus sueños cuando niña?, ¿te sientes feliz en tu trabajo?, ¿cada cuánto te dedicas un tiempo en silencio para escuchar Tu interior, tu cuerpo, tus emociones?

Cuando el cuerpo habla No Miente, así que suelta, libera, fluye y expresa.

Tenemos una buena noticia para ti, estamos aquí para ayudarte en este proceso de reencuentro contigo misma, te invitamos a tomar contacto.

 

Por Carolina Wachtendorff

Aura K-line

Sanación Psicobioenergética

http://aurakline.wix.com/aurakline

Facebook: Aura K-line

Instagram: aurakline

Reservas a aurakline@gmail.com /whatsapp +56945066442 ó +56984767323

 

5 comentarios

  1. Una triste realidad. El año pasado comencé a sentirme muy decaída y luego realmente enferma. No comía (baje mucho de peso), dormía muy mal , nauseas la mayor parte del día. Cuando fui a médico y después de varios exámenes, el diagnostico fue: ir al psicólogo. Era mi propia mente la que me tenia muy mal. Esos sentimientos reprimidos por X personas y motivos me llevaron casi a la depresión. Gracias Dios ahora estoy mucho mejor, recupere mi peso y mi estado de ánimo. Sólo espero nunca más sentirme así. Es terrible.

  2. Gracias Pamela por compartir tu experiencia. Nosotros sabemos que existen muchos casos como el tuyo, entre otros. Desafortunadamente, por nuestra experiencia, las personas acuden por ayuda cuando ya se ha desencadenado una serie de desbalances en el Ser (fìsico, mental, emocional y espiritual).
    De ahí la importancia de prevenir, apenas se manifieste algún síntoma en nuestro cuerpo. Es muy importante prestar atención a las señales.
    Ante cualquier duda te invitamos a revisar la información en Facebook https://www.facebook.com/AuraKline o en nuestra página, que aparecen publicados al final del artículo.

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
X