Bellas y lectora: “No culpes al Karma de lo que te pasa por gilipollas”
Por Margarita Cortez
16
Marzo
2016
Lectura | Libros

Hola a todos, esta semana les traigo una historia que, desde el principio hasta el final consigue algo muy difícil, y es que el lector se vea inmerso en una trama, a veces delirante, donde reirá con ganas en muchas ocasiones. La historia, ambientada en el barrio madrileño de Malasaña, está llena de complicaciones para la protagonista, que verá como Roberto, su novio de toda la vida, se va a Asia, su hermana se va a casar con Aarón, su amor platónico de adolescente, y sus padres deciden separarse porque su madre se ha enamorado de uno de los encargados del Zoo. Se trata de “No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas”, de Laura Norton.

La contraportada dice así:

Si estás leyendo estas líneas es que te ha llamado la atención el título.

¿Te gustaría decírselo a alguien? ¿Serías capaz de decírtelo a ti mismo? Y lo más importante: ¿te gustaría mantener durante un buen rato la sonrisa que se te ha quedado en la cara? Pues esta es tu novela.

Te podríamos contar con más o menos gracia de qué va la cosa, para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy maja, que si tiene un trabajo muy interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos…

Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que su piso se convierte en una especie de camarote de los hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que lleva mucho tiempo sin ver…

Pero mejor no te lo contamos porque te gustará leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde el título, te garantizamos unas cuantas horas de descacharrante diversión como hacía tiempo que no disfrutabas.

Esta es la historia de Sara, una chica cuya profesión es la de plumista. Durante su adolescencia, se ha enamorado de Aarón, un cantante con gran proyección por el que suspiran cientos de chicas. Por más que se ha empeñado en tener algo con él, el chico no parece mostrar ningún interés en ella. Ahora que han pasado varios años y Sara ha llegado a los treinta, se encuentra con su vida patas arriba. Tras terminar la carrera de Química, se ha dado cuenta de que con lo que realmente disfruta es con su trabajo de plumista. Dedicada de pleno a ello, sus padres viven una fuerte crisis y éste se traslada a vivir con ella. Su novio, con el que lleva saliendo varios años, se ha marchado un año a París y ambos deben luchar por superar la distancia. Y no solo eso, si no que su hermana, enfadada con su madre, decide hacerle compañía durante una temporada. Lo más importante es que no va a estar sola, si no acompañada por su prometido, un chico al que acaba de conocer y que la ha llevado a la locura absoluta. Las cosas cambiarán totalmente para Sara cuando descubra quien es el novio de su hermana Lu.

Este libro destaca mucho por sus personajes. Todos tienen algo que los hace especiales pero, lo más importante, gozan de un humor increíble que hace que te rías durante la mayor parte del libro.

Sara es una chica un tanto pesimista, torpe, alocada. Lleva saliendo con su novio Roberto varios años pero esta relación no la hace feliz del todo, sobre todo ahora que la distancia se interpone entre ellos. A lo largo de la historia se verá en medio de varias situaciones desternillantes que ella tratará de salvar de la mejor forma posible.

Aarón es el chico del que Sara se enamoró en la adolescencia y aparece de nuevo en su vida de la forma más inesperada. Es un chico muy atento, que confía en su talento y que la anima a perseguir sus sueños. Esto hace que en la chica se despierten de nuevo ciertos sentimientos que creía dormidos.

Lu es la hermana de Sara. Es una chica joven, inmadura, y muy enamoradiza. Es modelo y representa todo aquello que Sara siempre ha querido ser. Todos se vuelven locos por ella pero, lo que menos se esperará Sara es que uno de los chicos que caigan en sus redes sea alguien a quien ella conoce demasiado bien.

Roberto es el novio de Sara. Lleva un año sin ver a su novia y la distancia está influyendo en su relación. Cuando él regresa al país para estar con ella, no lo hará solo, si no acompañado de Eric, un chico que hace pasar grandes momentos.

Y por último, tenemos a los padres de Sara. La madre es una mujer que está viviendo una especie de crisis existencial y que siente la necesidad de vivir la vida a tope. El padre está pasando por una etapa totalmente distinta, se encuentra deprimido y al borde de la ruina.

Se trata de un libro que se lee de manera rápida y muy fácil ya que la historia capta al lector desde el primer instante y lo va consiguiendo todavía más cuando se entrecruzan varios de los personajes esenciales. Es fabuloso ver cómo Sara va metiendo la pata cada poco, como su familia se entromete en su vida de forma inesperada y cómo debe lidiar con los problemas que le ocasiona su personaje.

No culpes al karma puede presumir de un argumento que aunque a grandes rasgos podría parecer simple y predecible, se acaba convirtiendo en una historia rápida y refrescante, sin espacio para el aburrimiento. Con algún que otro giro argumental en el momento preciso y un toque muy especial en sus descripciones, este libro hace alarde de unos personajes tan geniales como estrafalarios. De la mano de Sara, la protagonista, nos sumergimos en su caótica existencia y observamos como en muchas ocasiones no se olvida de hacer una divertida radiografía del panorama actual, crisis mundial incluida.

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas es un libro narrado en clave de humor en el cual todos los personajes tienen algo que los hace especiales y que gira en torno a una bonita historia de amor que regresa del pasado. Es una novela inteligente y atractiva, con reflexiones interiores y diálogos muy conseguidos; que no se hace para nada aburrida; e incluso, entre tanto momento disparatado, te hace reflexionar sobre la de vueltas que puede dar la vida.

Un besito gigante

Margarita.

 

 

14 comentarios en “Bellas y lectora: “No culpes al Karma de lo que te pasa por gilipollas”

  1. Hola Margarita. No había escuchado jamas hablar de este libro, así como tampoco de su autor, pero por tus comentarios me parece que es algo jocoso y entretenido que permitirá pasar un buen momento. Besos

    1. Zulema, este libro se te hace muy ameno y entretenido, ya que te envuelve en situaciones chistosas que sin duda te hacen pasar un buen rato leyéndolo. Es una de esas lecturas que te son agradables.
      Un besito grande

  2. Margarita nos dices que es un libro de humor muy original que engancha a la primera tanto por la protagonista como por la narración. Por supuesto que un libro lleno de anécdotas, de risas aseguradas y de momentos tiernos y emotivos, debe ser un libro para pasar un rato muy entretenido y agradable. Lo buscaré para leerlo. Cariños.

    1. Peter, este libro son de aquellos que sirven para pasar un rato entretenido y relajado, donde sus personajes dan vida a situaciones simpáticas, por lo que para días donde quieres algo relajado es un buen libro.
      Un besito enorme

  3. ¡Hola! Me llama mucho la atención el libro que comentas Margarita, vi el libro en el catálogo de la editorial y quizás lo lea . Un besito

  4. Nos dices Margarita que Sara es egresada de química, pero ella se dedica a ser “ plumista” igual que su Abuela. No sé qué es plumista y lo busque en el Diccionario: “Fabricante o vendedor de objetos de pluma.” Rara actividad u oficio. Con todo trataré de leerlo ya que parece de lectura fácil, amena y entretenida. Cariños.

    1. Paulina, si al comenzar a leer y ver esta palabra uno de inmediato busca en que consiste esta actividad…ya sin duda no deja ajeno al lector…así se va tramando una historia llena de divertidas situaciones que hacen que sea un libro muy fácil de leer, es para pasar un rato entretenido y relajarse un poco.
      Un besito grande

  5. Es un libro para pasar UN BUEN MOMENTO, entretenido. Novela simpática, con un buen ritmo, que se lee fácilmente y consigue la atención del al lector. Ideal para esta época del año, Muy buen comentario. Cariños

    1. Pastora, gracias por tus palabras, y la verdad tal como comentas es uno de esos libros para pasarlo bien y disfrutar de algo ligero y entretenido, en especial en este mes de marzo que uno le cuesta comenzar con el ritmo del año..pasar un buen rato y leer de manera fácil.
      Un besito enorme

  6. Hola Margarita!!!! Sólo el título ya llama la atención y tiene mucho de lenguaje y modismo español…me voy a tener que apuntar el nombre de la autora para ubicarlo y darme un tiempo para su lectura. Saludos.

    1. Corina, como comentas el titulo ya da para entender la dinámica de este libro, que sin duda saca risas y divierte, y que se hace muy rápido de leer. Sin duda para pasar momentos agradables con la lectura.
      Un besito gigante

  7. Buena reseña Margarita!!! Creo q me has convencido para que la lea, ya que nos dice que es una novela divertida y entretiene mucho. Besos

    1. Ivonne, gracias por tus lindas palabras, si tienes la chance a leerlo te animo, ya que es una lectura fácil, rápida y amena que hará que te rías a ratos y que te ponga de buen humor…lo cual se agradece muchas veces.
      Un besito grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *