¿Doula? ¿Parto Humanizado? ¿Violencia obstétrica?… ¿Qué son?
Por Bárbara Pezoa
20
Octubre
2015
Sin categoría

Hola a todas, cómo están? Me presento, soy Fernanda Gamboa y soy periodista de profesión, pero en mi andar por la maternidad encontré otro camino en mi vida que me logró encantar por completo: ser doula. ¿Qué es? ¿Han escuchado hablar de ellas? ¿Han escuchado hablar de violencia obstétrica también? Bueno, voy a ir aclarando sus dudas hoy en mis post y si ustedes tiene dudas, me gustaría que también me escribieran para contestarlas.

Vamos en orden, partamos por las “Doulas”…

En los años setenta Johnn Kennel y Marshall Klaus comienzan a estudiar la presencia de un acompañante en el trabajo de parto y parto de las mujeres. Es ahí cuando aparece la palabra doula, que en griego significa “una mujer que sirve a otra”. Ambos médicos logran comprobar los beneficios del acompañamiento en el parto, y poco a poco comienza a entrar este nuevo actor en el proceso del nacimiento.

La figura de la doula va tomando forma, y cada vez se va delimitando más su rol, lo que hace y lo que no hace. La doula comienza su trabajo con la mujer durante la gestación, la guía, le proporciona información y la conduce a tomar decisiones informadas. El día del parto se dirige a la casa a trabajar con la mujer y su pareja, la ayuda con el manejo del dolor, la empodera, disminuye los temores, la acompaña y la entiende. Luego, si el parto está planificado para ser en una maternidad, todos se trasladan. La doula ayuda a la mujer en el parto dándole seguridad, ayudándola a mantener la conexión como su proceso, y resguardando el momento como lo más preciado. Tras el nacimiento la doula se asegura de establecer lactancia y luego deja el espacio a la intimidad de esa familia que acaba de nacer.

Muchas equipos médicos no se sienten cómodos con la presencia de estas mujeres, otros hasta lo agradecen. Sea cual sea la opinión, la evidencia ha mostrado que con una doula podemos tener:

25% trabajo de parto más corto

60% menos epidural

50% menos cesáreas

40% menos uso de oxitocina sintética

40% menos fórceps

30% menos uso de analgésicos

Por su parte, el parto humanizado también es un término que crea confusión. Sus características son bastante sencillas, sin embargo son “detalles” a los que no estamos acostumbrados.

Lo primero que debemos saber de un parto humanizado es que la madre y el bebé son los protagonistas, no el equipo médico. Esto implica que se respetan los tiempos, sin prisa; que la mujer no es privada de movimiento, alimento, líquido o compañía; que no se hagan intervenciones de rutina si no son realmente necesarias, y si así lo fueren, se solicita permiso para realizarlas. Además se mantiene un ambiente tranquilo, íntimo, cálido y con luces bajas, y nunca se separa a la mujer del recién nacido. Se realiza corte tardío de cordón y se da tiempo al alumbramiento.

En pocas palabras, un parto humanizado es aquel en el cual reina el respeto a la mujer y el recién nacido. Ambos tienen una buena experiencia de parto, el equipo se pone a su servicio y no se vive “violencia obstétrica”.

¿Violencia obstétrica?… Es toda actitud inadecuada por parte del equipo médico hacia la mujer y el recién nacido. Pero no entendamos por violencia sólo una actitud agresiva, sino también la realización de intervenciones sin el consentimiento y/o conocimiento de la mujer, tomar decisiones por ella, conversar de otro tema… Entre otras muchas cosas más.

…¿Corte tardío de cordón?… Eso queda para otra conversación.

Les dejo también mi número por si alguna embarazada se tienta por ahí.

Fernanda Gamboa: 09.8700565

Saludos a todas!

Etiquetado con: doula, embarazo, parto humanizado

13 comentarios en “¿Doula? ¿Parto Humanizado? ¿Violencia obstétrica?… ¿Qué son?

  1. Hola Fernanda. No soy doctora ni estoy familiarizada con los detalles especificos de la obstetricia, pero si soy mamá. Pienso que las mujeres estamos preparadas para enfrentar la maternidad, y el proceso del parto de manera absolutamente independiente. Siento tu post un poco peyorativo para las mujeres. Obvio que todo ayuda, y para que hacer un proceso mas dificil si puede ser simple y amigable. Me llama la atención que en tu post no reflejes el trato de los ginecologos (as) y matronas que son tremendamente apoyadores y que de por si cumplen el mismo rol que tu explicas. Por otra parte me parece un poco inconsciente que sin tener una preparacion técnica una “doula” pueda hacer recomendaciones médicas o de tratamiento, incluso, puede poner en riesgo la vida de la guagua y su mama. Asimismo, no mencionas si un hombre puede ejercer ese oficio, lo que tampoco me parece razonable.

    1. Fran: De todas formas! Hay que reconocer el tremendo aporte que hacen muchos ginecólogos(as) y matronas como tú dices. He acompañado partos en los que he conocido obstetras maravillosos, que se ponen al servicio de la mujer como no lo haría nadie. Y las matronas más aún!!! Sin embargo, y lamentablemente, no es la mayoría. En especial en el sistema público. Sin contar como en nuestro país sigue creciendo la tasa de cesáreas, que según la OMS no debiese superar entre un 10% y un 15% en un país, sin embargo nuestro sistema privado supera el 70%. Respecto al tema “técnico” es muy importante aclarar que la doula jamás hará recomendaciones médicas, ni de tratamientos, pues para todo eso esa mujer ha elegido un equipo médico. Una doula no tendría cómo poner en riesgo la vida de la guagua, porque nunca hará una intervención ni tratamiento. Por otro lado, el rol de la doula desde sus orígenes lo han cumplido mujeres. Si buscamos obras de arte siempre encontramos a la mujer pariendo rodeada de mujeres. La doula y la pareja de la mujer siempre hacen una muy buena dupla, cada uno con sus conocimientos y capacidades.

  2. Hola! He leído algo poco sobre el tema, y es impresionante la cantidad de situaciones en que mujeres relatan que fueron violentadas durante el parto. Sin duda, la mujer per se está preparada para ser madre, tal como dice la chica de arriba. Y que existen muchos ginecólogos/as y matronas/es que son apoyo a las madres y padres, y que hacen bien su pega. Pero también hay casos en los cuales no es tan así, en donde no se le pregunta a la mujer qué desea hacer, etc. Y dicho sea de paso, la doula debe prepararse técnicamente.

    En un tiempo más, vendrá el momento de ser madre, y el tema me resulta interesante.
    Fernanda, cómo funcionan las doulas en el sistema público? Hay hospitales que trabajen con médicos vinculados a un parto más natural (posición, etc)? No podré acceder a sistema privado, en donde hay “más opciones”, así que agradezco tus respuestas.
    Saludos!

    1. Pilo: Respecto a cómo funcionan las doulas en el sistema público, es bien complicado. La verdad es que hay un tremendo número de doulas que hacen voluntariado, pero no las dejan entrar a los hospitales. Sus protocolos son muy estrictos.

  3. Trabajó en un hospital público y En el sistema público hay una tendencia importante a la humanización en la atención del parto, sin embargo las cargas asistenciales complican un poco esta situación. De todas maneras, en esta línea, hoy en día se usan más métodos naturales, se permite un mayor tiempo de compañía a la madre por parte del padre u otro familiar que ella prefiera, junto con aumento de los tiempos de apego, incluso en casos de cesáreas. Como dije, la carga asistencial hace un poco más difícil el parto tan personalizado, pero se intenta estar lo más cerca de la madre posible, junto con disminución de la instrumentalizacion en la medida de lo posible. Todo esto, manejado de manera que el resultado perinatal sea óptimo y disminuyendo el riesgo de complicaciones.

    1. Aurora: Es muy cierto lo que mencionas. El año pasado trabajé en un voluntariado en el Hospital San Juan de Dios y me tocaron matronas que daban todo de sí para lograr bellos partos. El tema es que la carga es mucha. Es muy lindo trabajar en el sistema público, una labor muy importante. El problema es que la tasa de cesáreas sigue en aumento, lo cual es un problema epidemiológico que no podemos ignorar. Espero haber aclarado suas dudas.

  4. Queridas, vamos paso a paso.
    Fran: De todas formas! Hay que reconocer el tremendo aporte que hacen muchos ginecólogos(as) y matronas como tú dices. He acompañado partos en los que he conocido obstetras maravillosos, que se ponen al servicio de la mujer como no lo haría nadie. Y las matronas más aún!!! Sin embargo, y lamentablemente, no es la mayoría. En especial en el sistema público. Sin contar como en nuestro país sigue creciendo la tasa de cesáreas, que según la OMS no debiese superar entre un 10% y un 15% en un país, sin embargo nuestro sistema privado supera el 70%.
    Respecto al tema “técnico” es muy importante aclarar que la doula jamás hará recomendaciones médicas, ni de tratamientos, pues para todo eso esa mujer ha elegido un equipo médico. Una doula no tendría cómo poner en riesgo la vida de la guagua, porque nunca hará una intervención ni tratamiento.
    Por otro lado, el rol de la doula desde sus orígenes lo han cumplido mujeres. Si buscamos obras de arte siempre encontramos a la mujer pariendo rodeada de mujeres. La doula y la pareja de la mujer siempre hacen una muy buena dupla, cada uno con sus conocimientos y capacidades.
    Pilo: Respecto a cómo funcionan las doulas en el sistema público, es bien complicado. La verdad es que hay un tremendo número de doulas que hacen voluntariado, pero no las dejan entrar a los hospitales. Sus protocolos son muy estrictos.
    Aurora: Es muy cierto lo que mencionas. El año pasado trabajé en un voluntariado en el Hospital San Juan de Dios y me tocaron matronas que daban todo de sí para lograr bellos partos. El tema es que la carga es mucha. Es muy lindo trabajar en el sistema público, una labor muy importante. El problema es que la tasa de cesáreas sigue en aumento, lo cual es un problema epidemiológico que no podemos ignorar.
    Espero haber aclarado suas dudas.

    1. Hola Clau, sí, en las clínicas privadas se puede entrar, no en todas, pero en la mayoría. Sí he tenido experiencia en la UC de San Carlos y ha sido muy grata.

  5. Hola Fernanda, me interesa saber más de tu trabajo, y si has tenido partos en la clínica santa maría donde yo me atiendoa ctualmente. Gracias 😀

    1. Hola Daniela. Cualquier duda que tengas me puedes llamar. He trabajado en la santa María, pero desde enero de 2015 prohibieron la entrada de las Doulas ahí. Así que lamentablemente no voy. De todas maneras las cosas siempre dependerán mucho del equipo médico que tu hayas elegido.
      Un abrazo

    2. Hola Daniela. Cualquier cosa que necesites saber me puedes llamar p escribir a mi correo.
      Te puedo contar que si he trabajado en la clínica Santa María, pero desde enero de 2015 la clínica prohibió la entrada de las Doulas, por lo que ya no voy mas.
      De todas formas estoy disponible para cualquier consulta.
      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *