LecturaPSBTendencia

Bellas y lectoras: “La casa de la muerte”

Hola querid@s  lector@s, espero que esta semana haya sido positiva, con mas energía de las que se necesitan para llegar al tan querido y anhelado viernes!!!…por lo mismo la reseña para esta semananos habla de tal vez un género mas ficticio, o tan real como son las nuevas enfermedades que estamos experimentando como sociedad, o tal vez una visión de la autora de este libro que no hace ahondar en algo optimista a pesar de la situación en que viven los personajes de esta historia. Es una historia sobre la vida y la muerte, y sobre los sacrificios que hacemos unos por otros, pero también sobre seguir viviendo. Sobre la fuerza del amor. Sobre aprovechar el momento y no rendirse nunca. Porque todos morimos… Lo importante es cómo elegimos vivir; se trata de “La casa de la muerte” de Sarah Pinborough.

La contraportada dice así:

Un rutinario análisis de sangre trastocó por completo la vida de Toby. Apartado de su familia, vive ahora en la Casa de la Muerte con otros jóvenes bajo la atenta mirada de la supervisora y su equipo de enfermeras. Esperan la aparición de los primeros síntomas de la enfermedad. Cualquier signo de que algo ha cambiado en ellos. Entonces es el momento de llevarlos al sanatorio. Nadie vuelve del sanatorio. Toby pasa los días absorto en sus recuerdos y preguntándose cuánto tiempo le queda. Hasta que llega alguien que rompe esa frágil calma y hace que todo cambie.

La novela de Sarah Pinborough es sin duda una de las lecturas más interesantes que nos dejará este 2015, ya que su visión optimista logra calar en el lector de una forma natural. Este libro es un canto a la amistad. En Inglaterra un grupo de jóvenes enfermos están recluidos en una institución médica conocida como la Casa de la Muerte. A todos ellos se les ha detectado el gen defectuoso, lo que los convierte en marginados sociales y candidatos seguros a una muerte muy cercana. Cada uno de ellos han sido separados de sus familias y aislados en lo que creen que es una remota isla, a la espera de que se presenten los primeros síntomas de su enfermedad. Cuando eso último ocurre son llevados hasta al sanatorio, un lugar de donde nadie regresa.

Sarah Pinborough nos introduce de una forma sencilla y casi poética en el opresivo y agobiante día a día de estos marginados desde la perspectiva de un joven que ha perdido toda esperanza en la vida, su nombre Toby. El retrato de la individualidad, fría y aséptica, encarnada por la supervisora y las enfermeras contrasta con el núcleo que tratan de crear los jóvenes amigos de Toby. La enfermedad les obligará a descubrir que solo se tiene unos a otros para enfrentarse a sus miedos.

 

En esta casa todos sus habitantes están dominados por el miedo: a la muerte, a lo desconocido, a lo que no pueden controlar. Lo incomprensible de la situación en la que se han visto atrapados estos jóvenes enfermos hace que la desesperanza, el rechazo, el odio y la constante apatía dominen sus vidas. Solo la llegada de una nueva habitante a la Casa de la Muerte logrará cambiar la forma en que Toby ha aceptado su destino.

Este libro tiene su verdadero peso en la historia que llevan sus personajes y sus luchas internas por sobrevivir. La ambientación de la escritora británica es tan realista como lo son los miedos y dudas de los personajes.La narración de la historia oscila entre el presente, narrado en primera persona por Toby, y unos breves entreactos en pasado, en tercera persona, que nos traen fragmentos de la vida anterior del protagonista. Aunque los recuerdos de Toby apenas aportan nada a la trama presente, ayudan a introducir un poco de aire fresco en el opresivo ambiente que se vive en la Casa de la Muerte.Sin embargo, la escritora británica demuestra que incluso en el momento más oscuro es cuando más fuerte puede brillar la luz de la vida.

El otro gran tema que Pinborough logra retratar con gran honestidad es la importancia del primer amor. El protagonista, dominado por el miedo y la apatía, descubrirá que hay algo más en la vida y ese primer amor de juventud es narrado con la inocencia y la novedad con la que lo vive un adolescente de 16 años. Pinboroughlográ trasmitir todos esos sentimientos con un tono honesto y sincero que en todo momento resulta de lo más natural.

Los capítulos breves arrastran con facilidad al lector a través de la oscura pero esperanzadora travesía de La Casa de la Muerte, hasta un final que no decepciona.

La Casa de la Muerte es una novela que trata sobre crecer, el miedo, la pérdida, la muerte, la amistad y el amor, todo ello contado con un profundo cariño hacia los personajes y con una visión optimista y llena de positividad que nos hará descubrir (al igual que a los personajes) que es solo nuestra forma de enfrentarnos a las situaciones más dolorosas y oscuras la que nos permitirá encontrar lo mejor de nosotros mismos. Sin duda un punchy en esta época del año donde necesitamos una fuerza externa que nos recuerde que vale la pena seguir a pesar de panoramas oscuros y tristes, aún allí podemos encontrar esperanza, amor, lealtad, cariño, amistad y todo lo que nos mueve de corazón. Jamás uno pensaría que este libro pudiese sacar aquello y más de una historia como esta.

 

Un besito

Margarita.

Bárbara Pezoa
Soy periodista y Directora de Radio Paula. Me gusta la vida simple, la sencillez en todos los aspectos, por eso persigo productos, rutinas de belleza y hábitos que hagan de mi vida algo fácil y sana.

14 comentarios

  1. Margarita. No sabes las ganas de leerlo que me han dado, ahora mismo lo apunto a mis pendientes, tiene muy buen comentario, gracias por mostrarlo. Besitos,

  2. En este libro seguramente hay momentos sombríos, es cierto. Deben haber momentos escalofriantes. Pero espero que a lo largo de él también haya rayos de luz y optimismo. Deberé salir de la duda. Lo leeré. Saludos.

    1. Zule, que bueno saber que hay un nuevo titulo a lee en el futuro, ya que esa es la idea también de conocer nuevos autores, nuevos estilos, nuevos libros.
      Unbesito grande

  3. ¡Hola! La trama me llama mucho la atención, y más si dices que se relaciona sobre crecer, el miedo, la pérdida, la muerte, la amistad y el amor, todo ello contado con un profundo cariño por la autora hacia los personajes y con una visión optimista y llena de positividad. No tendría que ver con el terrible título del libro. Debo leerlo. Besitos.

    1. Nortina, tal como comentas el titulo del libro llama enormemente la atención, ya que uno se imagina otras cosas, pero la verdad es que la locación es mas bien el porque del titulo, pero sin duda la autora saca a flote personajes que están desamparados y logra llevarlos al lado positivo, esperanzador que tiene esta historia. Sin duda hay que leerlo para ver que sucede.
      Un besito enorme

  4. Uffff Margarita hasta un escalofrío me ha dado!! Que genial forma de expresarte. De todas maneras me anoto con leerlo!!!!! Ideal para la noche oscura de Halloween!!!!!! Lo quiero ya!

Leave a Response