LecturaPSBTendencia

Bellas y lectoras: “Jardín”

Hola querid@slector@s, esta semana les traigo una novela conmovedora, que trata sobre las relaciones al interior de una familia, los roles que se asignan, los símbolos de poder, los quiebres que parecieran ser inevitables. Se trata de “Jardín” de Pablo Simonetti.

La contraportada dice así:

Ante una oferta millonaria por su casa, Luisa Barbaglia, una viuda de setenta y seis años, se enfrenta a una decisión que traerá consecuencias insospechadas. Cada uno de sus tres hijos tiene una perspectiva muy distinta de lo que significa para ella dejar el hogar que compartió durante más de cuarenta años junto a sus esposo, los recuerdos que la acompañan, y por sobre todo, su jardín, principal motivo de orgullo y dedicación de su vida.

La obra de Simonetti trata sobre la venta del hogar de Luisa Barbaglia, y su relación con sus hijos y el jardín en el que ha trabajado durante muchos años. La historia de esta mujer que se ve obligada a abandonar su hogar y deshacerse de sus amadas plantas. Esta historia explica que los seres humanos nos arraigamos a nuestro hogar como las plantas a la tierra, y que cuando nos “trasplantamos”, siempre perdemos algo.

Luisa Barbaglia, viuda de un marido autoritario concesionario de Honda en la ciudad, tiene en su casa, y más concretamente en su jardín (de ahí el título) su principal fuente de paz. Conoce más de jardinería que las dueñas de los viveros cercanos, y sabe tratar a cada planta de la forma correcta para que esté siempre lustrosa. Fabiola, la primogénita es un cero a la izquierda, mientras que Franco, el hermano mayor es el heredero directo de su padre. Por contraste, Juan, una vez reconoció su homosexualidad, quedó apartado del círculo paterno quedando al amparo emocional de Luisa, su madre.

Simonetti nos cuenta que vio esta obra al completo, de una sola vez. Por eso la escribió de seguido, y por eso la leemos como un relato largo y bien hilado sobre los conflictos familiares y más aún, sobre los fraternales entre Franco y Juan.

Esa lucha por la casa, por complacer a la mamá, se traslada finalmente al jardín, el cual es necesario trasplantar después de la venta de la casa. Juan se ofrece. Sin embargo, Luisa tiene ya resuelto el reparto que ha de hacer. Esaú y Jacob luchando por los derechos de primogenitura son Franco y Juan luchando por el jardín con una madre que, sin quererlo, en vez de conciliar genera la pugna. La resolución no puede ser salvo dramática, como tristemente sucede dentro de las familias.

“No podemos quitarnos a la familia ni su herencia de encima, no podemos huir de ella. Para bien o para mal siempre estará con nosotros”. Esa conclusión de Simonetti es la que da base y fuerza al libro. Una obra intimista que refleja sentimientos fuertemente atrincherados en los corazones de cada hermano, ante una madre que solo quiere cuidar de su jardín después de habérsele negado su existencia en vida de su esposo.

Una historia sencilla, pero de profunda magnitud, en 116 páginas, Simonetti aborda los devenires de una familia que se ve enfrentada al fin de una era, representado en el Jardín de su anciana madre en la casa familiar. La venta de la casa representará el innegable desapego de esta anciana de una vida dedicada a sus hijos, su marido y un jardín maravilloso en el que puso gran parte de los esfuerzos de su vida y que se desgrega ante sus ojos como si nunca hubiera existido.

Basándose en hecho de su historia real y adornándolas con trozos de ficción, el autor, en posición de narrador testigo, nos abre sus corazón y nos recuerda que al final de la vida solo nos quedan los recuerdos y las representaciones tangibles de aquello que creímos que nos pertenecía. El fin de las eras en la vida de las personas es inevitable y los roles y símbolos de poder van cambiando con el tiempo, como seres humanos, sobre todo en el final de nuestro camino, tendemos a aferrarnos al pasado, a nuestros logros como un náufrago que se aferra a un madero.

Con una pluma experimentada y de buena factura, Simonetti nos trasporta a su mundo interior a través de los ojos de su madre y los conflictos con sus hermanos, un ejercicio profundo que tal vez a mi gusto debió abarcar más páginas. El retrato humano de la madre está correctamente esbozado, pero habría sido bueno conocer mucho más de su historia pasada, de su relación con su marido, padre de Pablo Simonetti, con sus hijos, algunos flashback habrían estado bien, tal vez algunas vacaciones familiares, o recuerdos por el estilo para poder encariñarnos y apegarnos mucho más con esta anciana que muestra su fortaleza y su debilidad en los últimas días de su vida.

Este libro se erige como un libro que mezcla psicología, poesía y narración cotidiana en un perfecto equilibrio. Es de un tema aparentemente sencillo que extraemos lecciones: cómo un simple jardín puede significar todo para alguien, y cómo las cosas pequeñas pueden ser nuestro motor y nuestro guía interior. Es sin duda un libro entretenido, profundo y conmovedor, de rápida lectura y que no dejará indiferente. Una obra que interioriza en los dramas familiares y los afectos con un lenguaje delicado y una narración llena de imágenes emotivas.

Simonetti no duda en mostrarnos el egoísmo y el amor como un todo tomando como ejemplo una familia común y corriente, con sus más y sus menos. Recomendada para todos los que gusten de una historia realista capaz de enseñar y conmover.

Un besito,

Margarita

18 comentarios

    1. Claudia, bueno muchas veces pasa con algunos libros que a pesar de que el autor sea de nuestra preferencia y gusto, no es el tiempo para recibir ese mensaje y como nada es coincidencia, no debe ser el momento, sin duda llegará la tercera que será la vencida y ahí lograras captar el mensaje de este libro.
      Un besito enorme

  1. Creo que todo tenemos derecho de expresar nuestras propias historias y vivencias. Es muy hermoso el libro, sobre todo emociona profundamente y trae recuerdos a quienes hemos tenido la dicha de contar con un jardín en la casa de nuestros padres. Totalmente recomendado. Besos.

    1. Amelia, que cierto que cada historia debiese ser contada, y Pablo Simonetti lo hace de manera cercana y muy real, a tal punto que nos identificamos con su familia y con todo lo que vamos llevando en la convivencia en ella, sin duda en muchas casas existen los jardines donde nuestras madres siembran y cuidan mucho mas que flores y plantas,,,una vida entera.
      Un besito gigante.

  2. He leído últimamente la Soberbia Juventud y me pareció excelente, este año me abocaré a leer Jardín, pues me parece una novela interesante, de acuerdo a tus comentarios Margarita. Cariños .

    1. Nortina, gracias por tus palabras y si ya has leído otro del autor sin duda esta historia familiar te envolverá trayendo mas de un recuerdo a tu vida, ya que el autor sin duda sabe acercarnos a cada historia que escribe. No te arrepentirás.
      Un besito grande.

    1. Eliana, claramente es una historia de aquellas que nos hace refelxionar acerca de nuestras propias familias y que nos remueve mas que recuerdos y vivencias, ya que muchas veces se dan ciertas dinámicas familiares que tendemos a repetir…una historia como dices conmovedora.
      Un besito enorme

  3. ¡ Ay Margarita ¡me compraste con la idea de que somos como plantas que nos arraigamos a nuestro hogar. Estoy segura que a mi mamá también le gustaría este libro porque al igual que la del autor ama sus plantas. Así que veré si lo veo por estos lados para regalárselo. Besitos.

    1. Danitza, sin duda que esta historia nos hace recordarnos de nuestras propias vivencias familiares y siempre se dan similitudes que se dan, lo cual hace que sea tan cercana este libe y su autor, el cual nos transporta en cada pasaje de sus hojas, ya que al igual que tu, mi mamá sin duda ama las flores y sus jardineras lo cual me hace mucho sentido esta historia al igual que tu…ojalá lo puedas leer sin duda te gustará.
      Un besito gigante.

  4. En este libro, entiendo por tus comentarios Margarita que se nos muestra una parte de la familia del autor, un poco de todas las familias, con sus presiones, traumas, costumbres y dolores. Y, lo más importante, nos muestra cómo muchos hemos enfrentado el hecho de dejar nuestras raíces en algún lugar. Lo leeré. Saludos

    1. Peter, esta historia nos refleja una realidad que se da en muchas familias y hogares, mas si hablamos de lo que refiere al enfrentar dejar un hogar y tener que marchar, son decisiones que generan mucho ruido interno y sin duda desequilibran por completo. El autor hace que nos hagamos participe de esta historia siendo cercana y muy real. Ojalá puedas leerlo.
      Un besito grande.

  5. Aunque este equivocada creo que este debe ser uno de los mejores libro de Simonetti, por su tema…. es tan maravilloso el mundo de las flores, y tener que deshacerse del jardín y regalarlo debe ser peor que sufrir las penas del infierno. Además de ser un tema muy agradable, refleja que Simonetti debe saber y bastante de flores, lo que constituye un gran mérito. Cordiales saludos.

    1. Francisca, sin duda Pablo Simonetti nos logra identificar con todo lo que rodea a esta historia, las flores, las relaciona familiares, los conflictos, las peleas, y toda la dinámica que se dan en los hogares, mas si existen decisiones que deben tomarse que generan aun mas conflicto. Esta historia explica que los seres humanos nos arraigamos a nuestro hogar como las plantas a la tierra, y que cuando nos “trasplantamos”, siempre perdemos algo.
      Un besito gigante.

  6. ‘Jardín’ es una novela que interioriza en los dramas familiares y los afectos con un lenguaje delicado y una narración llena de imágenes emotivas. Vale la pena leerlo. Besos

    1. Rita, esta obra nos transporta al interior de una familia y con toso lo que eso conlleva, lo bueno y lo malo, sin duda nos conmueve de sobre manera llegando a identificarnos en muchas partes con este libro. Jardín, se erige como un libro que mezcla psicología, poesía y narración cotidiana en un perfecto equilibrio. Es de un tema aparentemente sencillo que extraemos lecciones, cómo las cosas pequeñas pueden ser nuestro motor y nuestro guía interior.
      Un besito grande

    1. Luis, El jardín es la metáfora de tu lugar en el mundo. Un jardín es un lugar que debes cuidar, dedicarte, a veces podar, desmalezar. También es un lugar donde paseas, pasas tiempo de contemplación. Tiene mucho de representación de tu identidad. En la novela habla también de un jardín bien enraizado, como una vida, puede dar lugar a recuerdos luminosos como las flores. Un árbol mecido por el viento es una imagen leve, pero cuando lo desarraigas se transforma en algo pesado.
      Un besito gigante.

Leave a Response